7 Claves para diferenciar un negocio legal de un fraude

7 Claves para diferenciar un negocio legal de un fraudeTodo emprendedor quiere desarrollar un negocio legal que le proporcione una oportunidad real de crecimiento, sin sobresaltos ni sorpresas desagradables.

Por ello una de las inquietudes mas habituales en las personas que tienen el propósito de emprender, es darse cuenta con el tiempo de que lo que consideraba un negocio legal, era al final era un esquema fraudulento.

Antes de implicarte y desarrollar un negocio, hay que investigar acerca de la legalidad de de la compañía, para tener la certeza de que estamos ante un negocio completamente legal.

Entrar en: www.oronetworking.com/

Para ser capaz de distinguir un negocio legal de un esquema fraudulento, es necesario que conozcas las distintas alternativas que te vas a encontrar, a continuación te muestro 7 informaciones básicas que te van a ayudar a diferenciar un negocio legal de un fraude.

 

Clave 1: Solo hay 3 formas de ganar dinero en un negocio legal

En un negocio legal te vas a encontrar a grandes rasgos con 3 actividades gracias a las cuales vas a ganar dinero por realizar el trabajo, estas 3 actividades son:

  1. Recomendar productos o servicios.
  2. Vender productos o servicios.
  3. Comercializar productos o servicios.

Sin embargo en un sistema piramidal o fraudulento, te prometen generar ingresos por “meter dinero”, es decir haciendo que el dinero produzca dinero, no hay un producto físico que ofrezca un valor y que estés recomendando, vendiendo o comercializando.

En estos “presuntos negocios” te piden que inviertas y “metas gente”, por ello te prometen una serie de porcentajes, lo único que se busca en estas actividades fraudulentas, es ingresar dinero en el esquema, no se aporta valor a través de un producto o un servicio que pueda cubrir las necesidades o resolver los problemas de determinados usuarios.

 

Clave 2: En un negocio legal se tienen que ofrecer productos 

Ningún negocio legal que se considere como tal, puede carecer de un producto o de un servicio que ofrecer a sus clientes, puede ser un producto físico, pero también puede ser un producto virtual, como por ejemplo un curso para aprender a hacer una página web.

En este ejemplo el producto que se ofrece no es un producto físico estricto, en el sentido de que los archivos que vas a descargar en tu ordenador no los puede tocar con las manos.

No obstante un curso online se puede considerar como un producto físico, en el sentido de que tanto si vendes como si compras esos servicios, estás ofreciendo valor y adquiriendo valor, o proporcionando un servicio o un conocimiento que se compra y que se vende.

En un esquema fraudulento o no legal te vas a encontrar con 2 tipos de supuestos:

  1. No hay un producto que recomendar, vender o comercializar.
  2. Te vas a econtrar con productos no físicos susceptibles de ser utilizados en esquemas fraudulentos como: bitcoins (monedas virtuales), clics, publicidad o ciertos productos informáticos.

 

Clave 3: En un negocio legal solo te pagan en función de tus resultados

En un negocio legal solo te pagan en función de tus resultadosEn un negocio legal te van a pagar única y exclusivamente por la generación de los resultados obtenidos por la venta, recomendación o comercialización de un producto.

“El dinero no cae del cielo”, por ello si quieres ganar dinero tienes que tener resultados en alguna de las 3 acciones citadas anteriormente.

Por ejemplo, en el negocio tradicional el resultado que genera la venta del producto, “yo vendo un producto y por ello recibo una compensación económica”.

En un negocio basado en el marketing de afiliados, el marketing multinivel, las redes de mercadeo o el network marketing, es también un negocio legal, el resultado se genera cuando creas una red de clientes y tu estructura canaliza y hace promoción de un producto, esto hace que se produzcan ventas que generan un volumen de negocio, si haces el trabajo ganas dinero, si no lo haces no lo ganas.

Mira este vídeo

En un esquema fraudulento o en un negocio no legal, no te van a pagar por hacer una venta de producto o por crear una red de clientes que consuman ese producto, lo único que quiren es que busques personas para que ingresen dinero en el esquema y que “ese dinero produzca”, solo se buscan porcentajes e intereses.

 

Clave 4: Todo negocio legal debe tener un registro

Una de las mejores formas de saber si un negocio es legal o por si por el contrario estás ante un negocio fraudulento, es saber si el negocio o la empresa en cuestión tiene un registro legal.

Un negocio legal debe estar formado por una empresa o por una sociedad legalmente constituida, este registro no tiene que estar ubicado en tu país, lo importante es que esté registrada en un país con una normativa legal estricta en materia comercial.

En lo referente al registro, en una empresa no legal te vas a encontrar con 2 supuestos:

  1. El negocio está registrado en un país de dudosa reputación en materia comercial, por ejemplo en paraísos fiscales.
  2. El negocio no está registrado en ningún país.

En este sentido cabe decir que hay determinadas áreas geográficas como por ejemplo la Unión Europea o Estados Unidos, donde el hecho de que una empresa tenga allí su registro es una garantía, ya que en estas localizaciones, existen normativas muy estrictas y las pirámides financieras están fuertemente penadas por la ley.

 

 

Clave 5: Los negocios legales son sostenibles en el tiempo

Los negocios no legales, los esquemas piramidales y los negocios fraudulentos, suelen generar ganancias (de forma poco ética) de forma explosiva, sin embargo debido a su naturaleza, no son sostenibles en el tiempo, ninguno de ellos suele durar mucho, son los que primero se acaban.

La razón de esto es muy sencilla, como te decía al principio del artículo, en los esquemas piramidales, no se venden, comercializan ni recomiendan productos, solo les interesa ingresar gente en el esquema que aporte dinero, de ahí sacan los porcentajes para repartir dividendos, estos esquemas siempre acaban reventando cuando no pueden pagar a todos los miembros.

Un negocio legal tiene su sustento en un producto, pese a que como es lógico todos los negocios legales buscan ganar dinero, no es la única motivación que les mueve, además de ganar dinero, buscan satisfacer las necesidades de sus clientes por medio de un producto.

 

Clave 6: En un negocio legal la dirección siempre está clara

En un negocio legal la dirección siempre está claraOtro punto importante es que en un negocio legal se sabe quién está al mando, quienes son los directivos, quienes son los líderes, el consejo de administración, las personas relevantes para la empresa son personas públicas “que no se esconden”.

Las empresas legales ponen a disposición de los usuarios todas la información en relación a las personas que ocupan la dirección o que son importantes para la empresa.

La imagen que proyecta un negocio legal es una imagen de claridad y de transparencia.

En contrapestación a esto, en las empresas no legales existe un gran misterio en relación a quienes son las personas que dirigen el negocio, si una persona trata de contactar con ellas, se encuentra con un muro de silencio, como mucho hay 2 o 3 personas que muestran su imagen, del resto nada se sabe.

Clave 7: Truco definitivo para saber si un negocio es legal

Cabe decir que los programas de marketing por sí mismos no son ilegales, lo ilegal son los esquemas piramidales.

Todos los esquemas piramidales se basan en planes de marketing, estos planes de marketing hacen posible que las personas que participan en el esquema reciban su porcentaje por añadir personas a la estructura.

Pues bien, el truco para saber si un negocio es legal o es un fraude es sencillo, si  le quitas el programa de marketing o programa de referidos a un negocio y el negocio no puede sobrevivir, estás ante un negocio basado en un esquema fraudulento.

Sin embargo si a un negocio la quitas el plan de marketing y puede seguir funcionando, estás ante un negocio legal.

Dejar un Comentario