5 Argumentos para perder la motivación en tu trabajo como empleado

5 Argumentos para perder la motivación en tu trabajo como empleadoEs evidente que la formación previa y el conocimiento técnico del puesto, son factores claves para determinar la eficacia en el ejercicio de sus labores  de un trabajador, no obstante la motivación es un elemento esencial para determinar su productividad.

En este sentido los datos son alarmantes, según los estudios y las estadísticas obtenidas por Gallup (empresa americana dedicada a realizar sondeos de opinión en varios países), tan solo el 13% de los trabajadores que trabajan para terceros se sienten motivados y comprometidos en la empresa para la que trabajan, esto significa que la gran mayoría de este amplio colectivo carece de la motivación suficiente como para sentirse identificado con la empresa que le paga.

¿Cual es la causa de todo esto, de donde surge esta falta de motivación? Esto es lo que voy a explicar a lo largo de este artículo, mostrándote cuales son las causas de este “fenómeno”.

Primer argumento para la falta de motivación: Careces de objetivos personales

Hay muchas personas a las que si les preguntas cual es la motivación que les mueve a estar cada día en su puesto d trabajo, te responderán que ese motivo es el sueldo que perciben, si la única razón que encuentras para ir a trabajar cada día es el dinero, esto es una clara señal de que no te sientes motivado en tu puesto de trabajo.

En realidad tu sueldo debería ser uno mas de todos los factores que hacen posible que trabajes para una empresa, pero no debería ser el único, si solo trabajas por dinero perderás la motivación rápidamente, sin embargo si tu trabajo te permite la posibilidad de desarrollar una misión o de dar forma a una idea, tendrás motivaciones adicionales para desarrollar ese trabajo con la mejor actitud.

Hay que partir de la base de que el deseo de superación y de progreso forma parte de la naturaleza humana, por ello un trabajador sometido a procedimientos rutinarios, en los que no ve la posibilidad de progresar, tiende a ser un trabajador desmotivado.

En este sentido si desde la organización de tu empresa no se incentiva a los trabajadores en su justa medida, siempre puedes establecer metas para ti mismo como optimizar el rendimiento en la ejecución de la tareas, mejorar hábitos en tu estilo de vida que aumenten tu productividad o ser mas participativo a la hora de aportar tus ideas.

Estos son algunos aspectos que te ayudarán a estar mas motivado en tu trabajo, ya que con esta actitud tu labor  no solo será un medio para ganar dinero, sino un instrumento para alcanzar un estado en el que te sientas mas satisfecho con lo que haces.

Segundo argumento para la falta de motivación: No tienes seguridad

Desgraciadamente vivimos en un contexto económico en el cual la inestabilidad laboral se ha asentado en el sistema, cada vez son mas las empresas que hacen contratos temporales, que quiebran o que se ven obligadas a despedir personal para poder ser productivas, esto incide en la inseguridad laboral y por extensión en la motivación de los trabajadores.

Resulta muy difícil en este contexto estar motivado, cuando sabes que vas a trabajar para una empresa por el espacio de unas semanas, cuando vives constantemente con la espada de Damocles del despido sobre tu cabeza o cuando en el mejor de los casos intuyes que van a bajarte el sueldo, todos estos factores son auténticos “asesinos de la productividad” que inciden sobre la motivación de los trabajadores.

Un trabajador temeroso por definición, es un trabajador que desciende su productividad debido a que se siente desmotivado y falto de estímulos positivos.

Cuando no se tiene seguridad en el trabajo la situación no es fácil, no obstante siempre es mejor saber la verdad que estar pendiente constantemente de “los rumores de pasillo”.

En este sentido lo mejor es que hables con tus jefes directamente y les preguntes cual es el estado de la situación y como puede afectarte a nivel personal, sea cual sea la respuesta sabrás a que atenerte aunque ello implique buscar otras opciones, vivir con miedo nunca es la solución.

Tercer argumento para la falta de motivación: Mal ambiente de trabajo

Este es sin duda uno de los inconvenientes mas difíciles con los que lidiar en relación a la motivación, cuando te ves rodeado por un ambiente tóxico y desagradable donde hay conflictos entre los compañeros, rumores, competitividad mal entendida, falta de dirección, jefes incompetentes, etcétera, es obvio que mantener el enfoque y la motivación resulta muy difícil bajo estas circunstancias.

Si te gusta tu trabajo y tienes la potestad de poder actuar sobre los factores o las personas que están generando este ambiente tóxico, puedes tratar de intervenir sobre las personas que lo están causando, con iniciativas que fomenten la comunicación y aborden los problemas causantes del conflicto, así como con otras iniciativas que refuercen  el trabajo en equipo.

Si no tienes la potestad de intervenir o si este ambiente negativo persiste y te afecta a nivel personal y a nivel productivo, tal vez haya llegado el momento de que busques alternativas.

Cuarto argumento para la falta de motivación: Falta de confianza con tus jefes

El éxito de una empresa a nivel humano depende de dos factores, la capacidad de los jefes para dirigir y la confianza de los empleados para confiar en los jefes, si alguno de estos dos factores falla, será complicado que las cosas funcionen.

Lo que acabo de decir en relación a los empleados no es que éstos tengan que ser amigos de los jefes ni nada por el estilo, a lo que me refiero es que  tienen que sentir que la persona que está al mando sabe lo que hace y lleva a la empresa en la dirección correcta, esto les hará sentirse mucho mas seguros, motivados e implicados en el ejercicio de sus funciones.

La solución a este conflicto es que a menos  que seas alguien con capacidad de influir en el jefe sin que éste se tome a mal lo que le sugieras, vayas valorando la opción de ir explorando alternativas, ya que será complicado que tengas la motivación necesaria para hacer tu trabajo si tu jefe no te genera ninguna confianza.

Quinto argumento para la falta de motivación: Baja remuneración

Quinto argumento para la falta de motivación Baja remuneraciónEn el primer argumento te decía que si la única motivación para desarrollar el trabajo era el salario que vas a cobrar a fin de mes y no había otras motivaciones personales para llevarlo a cabo, te verías afectado por la falta de motivación.

Aunque esto es cierto, esto no significa que la remuneración que recibes por tu trabajo no sea un factor muy importante a la hora de determinar los factores que afectan a tu motivación y a tu productividad.

Es obvio que los trabajadores que se sienten bien pagados por el trabajo que realizan están mas satisfechos, mas motivados y son mas productivos que aquellos que consideran que están mal pagados.

Si te sientes mal pagado por tu trabajo y quieres solicitar un aumento lo mejor es que acudas a tu jefe y abordes la cuestión sin rodeos de forma directa argumentando las razones por lo que lo pides.

Sea cual sea la circunstancia que haya dado lugar a que pierdas la motivación en tu trabajo, es importante que seas consciente de que siempre se puede dar una vuelta a la situación si eres positivo y tienes el firme propósito de mejorar.

Tal vez tengas éxito en las peticiones que hagas a tu empresa y puedas resolver el problema que afectaba a tu motivación, pero si no es así no te aferres al “mas vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, “¿no es mas lógico mas vale lo bueno por conocer que lo que ya se sabe que no va a mejorar?”

Por ello es importante que explores alternativas en las que puedas generar ingresos manteniendo alta tu motivación, para ello deberás ser consciente de que para lograr cosas diferentes necesitas hacer cosas diferentes.

Dejar un Comentario